ORQUÍDEAS EN LA PENÍNSULA DE YUCATÁN

La riqueza biológica del territorio mexicano es sin duda una de las más grandes del mundo, ubicándolo entre uno de los países megadiversos, estimando un total de 155 885 diferentes especies.

En México hay aproximadamente 24 800 especies de plantas; de estas, 19  065 son plantas vasculares.  Las plantas vasculares son organismos multicelulares autótrofos (capaces de elaborar su propio alimento) que poseen un sistema de conducción con células traqueidas que son como nuestras venas y transportan la savia a través de la planta. Las orquídeas y gran parte de lo que conocemos vulgarmente como flores, son, de hecho, plantas vasculares.

Hay muchas plantas vasculares que forman parte de la cotidianidad en la península de Yucatán: el cedro, la caoba y el machiche para obtener madera; el ch’it (Thrinax radiata)  para obtener fibras, el zapote para extraer látex y como alimento, la chaya (Cnidoscolus chayamansa), la calabaza, el chile, los ibes (frijoles), la papaya, la piña, el tomate y el siricote (Cordia dodecandra). De la misma manera, múltiples especies de plantas vasculares son empleadas por sus propiedades curativas, ornamentales, mágicas y religiosas.

La Provincia Biótica Península de Yucatán cuenta con 5 376 especies de plantas vasculares de las cuales 2 300 son especies nativas o asilvestradas en la región distribuidas en 956 géneros y 161 familias de flores nativas o asilvestradas.

En Quintana Roo específicamente, existen 11 especies endémicas de flores vasculares de la familia Orchidaceae, conocida comúnmente como orquídeas. De estas especies destaca la Myrmecophila lagunaguerrerae que florece únicamente en la Laguna de Guerrero.

Uno de los estudio más importante estudios hasta la fecha sobre esta familia es Flora Ilustrada de la Península de Yucatán: Listado Florístico.  German Carnevali, autor de la publicación, calcula que hay entre 168 y 198 especies florales endémicas en esta zona. 

Un dato curioso es que las semillas de las orquídeas son extremadamente pequeñas, a veces hasta microscópicas, esto con la finalidad de recorrer grandes distancia y establecerse en la parte más alta de los árboles. También resulta increíble como las semillas de la familia Ochidaceae se asocian con hongos llamados micorrizas que les ayudan a obtener alimento de la materia orgánica. Pareciera que las orquídeas vinieron al mundo a inventar olores hipnóticos como la vainilla y a cuestionar las teorías evolutivas.

Factores de Riesgo.

Actualmente existen dos factores que ponen en riesgo a las orquídeas en toda la península: en primer lugar, el desarrollo turístico y en segundo lugar el comercio ilegal de dichas plantas fomentado por un creciente flujo de visitantes. A estos dos problemas habría que sumarle la falta de exploraciones botánicas en el área. Existen unos 30 000 ejemplares botánicos colectados en Quintana Roo y depositados en herbarios de México, por tanto, el índice de densidad de colección de Quintana Roo es de 70, el valor mínimo adecuado es 100. Yucatán, por ejemplo, cuenta con un índice de densidad en las colecciones herbolarias nacionales de 180.

Resulta imperativo fomentar exploraciones botánicas capaces de dar cuenta de la singular vegetación de Quintana Roo. Muchos secretos aún esperan por ser develados. Quedan zonas por explorar y catalogar de forma exhaustiva como el área sur de la biosfera de Sian Ka’an.

Autor: German Carnevalli. Licenciado en Biología en la Universidad Central de Venezuela; realizó su Maestría y Doctorado en la Universidad de Misuri en St. Louis. Trabaja como Investigador Titular B en la Unidad Académica de Recursos Naturales del Centro de Investigación Científica de Yucatán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *