AVES ENDÉMICAS DE QUINTANA ROO

¿Sabes cuántas especies de aves hay en el mundo?, ¿cuántas podemos encontrar en México?, ¿y en la Península de Yucatán?, ¿son aves residentes o migratorias? y ¿cuántas son endémicas?

Tal vez tengas la respuesta a todas estas preguntas, y si no… al final de leer este artículo lo sabrás. Estos son datos muy valiosos para garantizar la conservación de las aves y los ecosistemas en donde habitan, pero hay una pregunta todavía más trascendental… ¿por qué son importantes las aves?

Tal vez bastaría con mencionar que las aves son el único grupo de dinosaurios que sobrevivió a la extinción masiva del Cretácico. En tiempos prehispánicos, las aves eran consideradas por los humanos como animales sagrados, desde las culturas mesoamericanas que representaban alguna deidad como Quetzalcóatl, “La Serpiente Emplumada”, hasta un ser mitológico griego como el Ave Fénix. Durante siglos de historia, las aves han sido aprovechadas por el humano de diversas maneras; ya sea como una fuente de alimento, para enviar mensajes a larga distancia, como ayudantes de pesca o como un símbolo religioso y mitológico de diferentes culturas en todo el mundo. Sin embargo, no fue hasta el año de 1859 cuando se publicó el libro “El Origen de las Especies”, en donde Charles Darwin creó la teoría según la cual las poblaciones de seres vivos evolucionan mediante un proceso conocido como selección natural, esto a partir de sus primeras observaciones de un grupo de pinzones en las Islas Galápagos.

Carpintero Yucateco (Melanerpes Pygmaeus)

En la actualidad, este grupo de animales de sangre caliente y cuerpo recubierto de plumas han obtenido gran relevancia en los estudios de conservación de todos los ecosistemas terrestres y marinos, ya que son una parte fundamental de la cadena trófica. Las aves son consideradas en monitoreos ambientales como indicadores ecológicos para saber el estado de conservación o perturbación de un área determinada, también regulan poblaciones de otras especies que podrían ser consideradas plaga y, por último, pero no menos importante, las aves nos proveen de servicios ecosistémicos como dispersores de semillas y polinizadores de plantas, garantizando así la reproducción de miles de especies más.

En el mundo se han descrito alrededor de 10 500 especies de aves de las cuales aproximadamente 1 100 se pueden encontrar en México, lo que representa un 11o lugar de la lista de países en el mundo con mayor diversidad de avifauna. En particular, la Península de Yucatán (PY) alberga a la mitad, alrededor de 565 especies de aves viven ya sea de manera temporal o permanente en esta región.

Esto debido a su posición geográfica ubicada en una zona subtropical, compuesta por los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo. La península cuenta con una gran variedad de ecosistemas distribuidos en un vasto territorio, en donde miles de aves residentes y migratorias viajan del continente en busca de alimento y refugio. De acuerdo a la experta en aves y pionera de la observación de aves en la región, la Sra. Barbara Mac-Kinnon, en la unidad biogeográfica de la Península de Yucatán, incluyendo a los departamentos del norte de Belice y del Petén de Guatemala y pequeños parches de Chiapas y Tabasco, se pueden encontrar hasta 17 especies endémicas, esto quiere decir que su distribución es exclusiva de este territorio y no hay otra parte del mundo en donde se les pueda ver.

Esmeralda de Isla Cozumel (Clorostilbon forficatus)

Por ejemplo el pavo ocelado (Meleagris ocellata) el cual es posible que haya sido una de las primeras especies domesticadas por los primeros pobladores de América y ahora se encuentra amenazada por la cacería sin control o la chara yucateca (Cyanocorax yucatanicus) que con sus brillantes colores y canto escandaloso siempre llama la atención de quienes logran observarlo.

Pavo Ocelado (Meleagris Ocellata).
Chara Yucateca (Cyanocorax yucatanicus).

Sin embargo, aunque puedan volar, las aves no están libres de peligros que ponen en riesgo su supervivencia. Actividades humanas, como la construcción desmedida de proyectos turísticos, están destruyendo diariamente el hogar de las aves. Los humedales se están contaminando y los sitios de anidación se van reduciendo, sin mencionar todas las afectaciones a causa del cambio climático y las medidas que debemos tomar para adaptarnos a estos cambios.

A pesar de esto, parece haber una luz al final del túnel y es que, durante la última década, la observación de aves ha ido aumentando, como actividad recreativa o como forma de trabajo, atribuyendo información para el estudio de las poblaciones y periodos de migración.

Bolsero Yucateco (Icertus Auratus)

Esta actividad para toda la familia ha contribuido a fomentar la educación ambiental en pobladores de ciudades y comunidades indígenas, sembrando conciencia entre los habitantes y turismo que visita la región.

La observación de aves es una actividad muy divertida. Hay que despertarse antes del amanecer, desayunar, ponerse la ropa adecuada, preparar binoculares, cámara, libreta, lápiz, guías de campo y recorrer ya sea un sendero en la selva; las calles de la colonia en el parque más cercano y, usando todos los sentidos, se identifican las aves que hay alrededor.

Se recomienda ir en grupos pequeños de no más de 6 personas, sin hacer mucho ruido para evitar espantar a las aves, vestido de colores oscuros y de preferencia acompañados de un experto para trabajar e identificar la mayor cantidad de individuos. Una vez nalizada la actividad, se revisa la lista y se “sube” la información a una plataforma online desarrollada por The Cornell Lab, un archivo de ornitología en Estados Unidos que se encarga compartir esta información a nivel internacional y que será útil para el estudio de poblaciones de aves residentes y migratorias de la Península de Yucatán.

Desde el mes de marzo de este año, se inició en Tulum el Programa de Aves Urbanas impulsado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, con el apoyo de organizaciones civiles como Los Amigos de la Esquina A. C., Flora, Fauna y Cultura de México A.C., FundWación Orígenes, y de igual forma con la ayuda de guías apasionados por compartir su conocimiento con toda la comunidad; se han realizado de manera voluntaria varias salidas con niños de entre 5 y 14 años de edad a diferentes puntos del municipio con la intención de promover el interés y la participación ciudadana en la observación de las aves como una opción recreativa. Las pajareadas también permiten conocer más sobre todas las especies de la zona, incluyendo las plantas, insectos, hongos, reptiles, anfibios y rastros de mamíferos, de esta manera lograremos reconectar con nuestro entorno y solo así empezaremos a amarlo y respetarlo.

AVES ENDÉMICAS

  • Pavo ocelado / Ocellated Turkey (Meleagris ocellata)
  • Tapacaminos yucateco / Yucatan Poorwill (Nyctiphrynus yucatanicus)
  • Tapacamino huil / Yucatan Nightjar(Caprimulgus badius)
  • Esmeralda de Isla Cozumel / Cozumel Emerald(Chlorostilbon for catus)
  • Carpintero yucateco / Red-Vented Woodpecker(Melanerpes pygmaeus)
  • Loro yucateco / Yellow-Lored Parrot(Amazona xantholora)
  • Papamoscas yucateco / Yucatan Flycatcher(Myiarchus yucatanensis)
  • Vireo de Isla Cozumel / Cozumel Vireo (Vireo bairdi)
  • Chara yucateca / Yucatan Jay (Cyanocorax yucatanicus)
  • Matraca yucateca / Yucatán Wren(Campylorhynchus yucatanicus)
  • Maullador negro / Black Catbird(Melanoptila glabirostris)
  • Cuitlacoche de Cozumel / Cozumel Thrasher(Toxostoma guttatum)
  • Tangara yucateca / Rose-Throated Tanager(Piranga roseogularis)
  • Bolsero yucateco / Orange Oriole (Icterus auratus)

ESPECIES CUASI ENDÉMICAS

  • Codorniz yucateca / Black-Throated Bobwhite (Colinus nigrogularis)
  • Colibrí cola hendida / Mexican Sheartail(Doricha eliza)
  • Vireo yucateco / Yucatan Vireo (Vireo magister)

Coordinador del programa de aves urbanas en Tulum CONABIO

page26image9224

Emiliano Zarazua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *