CARACOL ROSADO EMBLEMA DE QUINTANA ROO

No es extraño al bucear en las las aguas turquesas del caribe mexicano encontrarse con el caracol rosado.

Desde tiempos prehispánicos fue reconocido por su belleza, su exquisito sabor y su uso musical. Hoy en día representa al mar en el escudo del Estado de Quintana Roo. Actualmente la especie de nombre científico Lobatus gigas se encuentra a lo largo de todo el Atlántico tropical noroccidental incluyendo Bermudas, los cayos de la Florida, las Antillas Mayores y Menores, y las costas del Caribe de América Central y América del Sur, hasta Brasil y el Golfo de México.

Es un molusco gasterópodo, es decir, tiene un pie carnoso mediante el cual se arrastra. Se caracteriza por el desarrollo del abanico de su concha enrollada en espiral y con vistosos colores que va desde el blanco hasta el rosa intenso cuando es adulto. El caracol rosado puede vivir hasta siete años, llegar a medir hasta 30 cm de longitud y 5.5 Kg. Es una especie herbívora que se alimenta de algas adheridas a las rocas y pastos marinos.

¿La vida en rosa? explotación y conservación

En México el aprovechamiento de este caracol aumentó en los años setentas. La Demanda creció a tal grado por el auge turístico en el Caribe mexicano que provocó su sobreexplotación. Ante la disminución de sus poblaciones, fue necesario tomar una serie de medidas para evitar su desaparición en nuestro país como: el establecimiento de temporadas de veda (lapso en que está prohibido pescar), cuotas anuales de extracción (volumen máximo de caracol sustraído), y tallas mínimas de captura (20 cm de longitud de la concha), hasta el total cierre de la pesquería en aquellas áreas más afectadas. Actualmente, la pesca de caracol rosado está regulada por la Norma Oficial Mexicana NOM- 013-PESC-1994.

Todos podemos ayudar

Desgraciadamente, los pescadores furtivos extraen el caracol en la reserva sin permiso, sin regulaciones y durante todo el año. Esta pesca voraz y desmedida puede provocar la desaparición del Caracol Rosado. Todos podemos ayudar a conservar esta importante especie marina y restablecer sus poblaciones naturales sumándonos a la veda y evitando consumir caracol rosado durante ese periodo.

Cuidemos su hábitat, el arrecife coralino, siguiendo estas sencillas recomendaciones:

1.- No consumas especies en veda, son sus periodos más sensibles. Es delito penal castigado hasta con nueve años de cárcel.

2.- No elimines el pasto marino, son productores de oxígeno y hábitat de muchas especies, además de alimento del caracol rosado.

3.- Pon un granito de arena en lugar de llevarlo. No te lleves con- chas o subproductos marinos con el tiempo se hacen arena y forman costas y cayos.

4.- Si navegas, al tirar el ancla evita que caiga sobre el arreci- fe;usa arenales o boyas de amarre.

5.- Ahorra agua. Si estás en el mar no te enjuagues a cada
rato, retira el agua salada con una toalla para evitar la molestia de la sal.

6.- Abre tus sentidos, tus ojos son vigilantes solidarios, la denuncia ciudadana es importante.

7.- Evita la emisión de bióxido de carbono, usando menos los vehículos y combustibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *