MEGAFAUNA EN TULUM

Los cenotes son un componente único de varios ecosistemas tropicales en la península de Yucatán. Durante cientos de miles de años, algunas especies de estos ecosistemas se han adaptado a vivir dentro o en el entorno de los cenotes, al grado que existen varias especies endémicas, es decir, que sólo se encuentran en esta región del planeta 

Desde el inicio del espeleobuceo en la zona de Tulum durante la década de los ochenta, los exploradores llevaron a cabo los primeros hallazgos de sitios con material fósil de animales extintos. En 2002 inician los trabajos paleontológicos formales en sitios como Kalimba cueva donde fue hallado el perezoso gigante.

Cuando visité por primera vez en 1997 este sitio, se despertó en mí y en mis colegas el interés de identificar la especie a la que pertenecieron esos restos muy probablemente fósiles. Al estar petrificados en el suelo de la cueva, se cree llegaron cuando la cueva estaba seca y permanecieron por largo tiempo ahí, esto lo sabemos porque la costra calcárea que adhiere los huesos a la roca se forma muy lentamente y bajo condición seca.

Las cuevas de Tulum llevan inundadas 8000 años, el mínimo para que material óseo se considere fósil.

Resultó evidente que eran de algún tipo de perezoso gigante, un grupo de raros mamíferos hoy todos extintos y distintos a los perezosos actuales que son de tamaño pequeño y de hábitos arbóreos (viven en los arboles).

Sabíamos que era algún Xenartro (Xenarthra: súper orden al que pertenecen los perezosos) por que las grandes garras son una característica distintiva de las familias de perezosos gigantes, mismas que aún pueden ser admiradas perfectamente en su forma y tamaño en el sitio original, pero…

¿Qué especie de perezoso gigante era y cuándo se extinguieron los de su especie? ¿Qué antigüedad tiene? ¿Qué nos puede decir este animal acerca de la vegetación en el área en aquella época? ¿Acaso los pre cerámicos de Tulum conocieron a esta especie de perezoso gigante?

Han pasado 21 años desde la primera vez que tuve el privilegio de ver con mis ojos al perezoso de Kalimba. Hoy sabemos que la especie a la que pertenecieron esos restos fósiles, es al perezoso gigante más pequeño de todos y una especie muy conocida, tanto que, se basaron en ella para la película de dibujos animados “La Era del Hielo”. El personaje “Syd” es al igual que el perezoso de cueva Kalimba en Tulum, un miembro de la familia de los megaterios, subfamilia de los notroterios, género Nothrotheriops, especie shastensis. El Nothrotheriops shastensis o perezoso de Shasta, se registró por primera vez en las montañas de Shasta en California y de ahí el nombre de la especie descrita por Sinclair en 1905. Podían alcanzar un peso de casi 500 kilos y una altura de hasta 2 metros erguidos en dos patas; eran herbívoros y se sabe que eran de color amarillento gracias a que se preservó su pelaje en cuevas desérticas de Nuevo León y Nuevo México.

Existen estudios basados en excretas de perezoso de Shasta con antigüedades desde 10,000 hasta 40,000 años que nos hace sospechar, eran unos gourmets con una selección de hasta 70 plantas distintas de su preferencia entre ellas la uña de gato, nopal, yuca y mezquite.

Los más de 10 sitios registrados con fósiles de perezosos gigantes en cuevas de Tulum son apenas una pequeña muestra de lo que después de década y media de trabajos paleontológicos formales se ha avanzado en cuanto a evidencia del final del Pleistoceno (Era del Hielo), período que inició hace 2.5 millones de años y que terminó hace 11,000 años con la última época glaciar. Actualmente vivimos en el periodo llamado Holoceno que inició hace 10,000 años.

La lista de especies identificadas registradas en cuevas subacuáticas crece rápidamente, actualmente contamos 28 taxones de los cuales 9 están totalmente extintos como las tres especies de perezosos gigantes:

Shasta (Nothrotheriops shastensis), perezoso cabeza de huevo (Xibalbaonyx oviceps), perezoso de gran garra (Nohochichak xibalbahkah), caballo (Equus conversidens), llama cabezona (Hemiauchenia macrocephala), gonfoterio de tieras bajas (Cuvieronius sp.), el pecarí pigmeo endémico de Tulum (Muk- nalia minima), el tigre dientes de sable (Smilodon fatalis) y el oso cara corta (Tremarctos sp.). También hemos registrado 2 especies extintas localmente como coyote (Canis latinas) y lince (Linx rufus). Dieciocho especies aún habitan el área como son el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor), los venados cola blanca (Odocoileus virginianus) y temazate (Mazama americana), tapir (Tapirus sp.), coatí (Nasua narica), mapache (Procyon lotor), armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus), murciélago (Chiroptera), ratón yucateco (Peromyscus sp.), sereque (Dasyprocta punctata), tepezcuintle (Cuniculus paca), pecarí de collar (Pecari tajacu), el pavo celado (Meleagris ocellata), las tortugas marinas caguama (Caretta caretta) y lora (Lepidochelys kempii) y una tortuga de agua dulce (Emididae).

La fauna registrada en Quintana Roo pertenece a la fauna norteamericana llamada Rancholabreana por tener antigüedades que van desde los 10,000 hasta los 300,000 años.

Artículo por:

Jerónimo Avilés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *